¿Cree que el libro digital canibalizará el papel?

Hace unos días me entrevistaron en Fundesem Business School acerca de los cambios presentes y futuros en el sector editorial y acerca de los retos que la tecnología planeta a las empresas tanto en lo referente a cambios en los hábitos de consumo de los consumidores como en gestión del talento de los trabajadores. Las preguntas, y las respuestas, fueron las siguientes.

 

-¿Cómo resumiría la evolución del sector editorial en los últimos 5 años?

-¿Cree que el libro digital canibalizará el papel?

-¿Cómo ha cambiado la tecnología la manera de investigar con respecto a hace 20 años?

-¿Qué es un nativo digital?

-¿De qué manera ha cambiado los hábitos de consumo la era digital?

-¿Que conocimientos requiere un profesional del sector editorial?

-¿Cómo ve la empresa del futuro?

-¿Cuántos libros lee al mes?

Sobre cómo utilizamos Twitter en Deusto, Gestión 2000 y Alienta

El pasado 23 de octubre tuve la ocasión de participar en la edición especial 2º Aniversario de Cava&Twitts, un evento organizado porAngel CustodioMarc CortésMarta Abella y Xavi Güell, y que en esta ocasión estaba dedicado a cómo Twitter ha cambiado nuestra vida personal y profesional.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=8e7M-zachaM&fs=1&hl=es_ES]

En la mesa redonda, en la que me acompañaban, además de Marc CortésAlex PuigXavier MarínRicard EspeltRafael Luján, hablé sobre el uso que hacemos de Twitter en los sellos DeustoGestión 2000Alienta y en este post me propongo ampliar lo ahí dicho.

Pensando que sería una buena herramienta para comunicarnos con nuestros lectores y para dar a conocer nuestras novedades editoriales, creamos los perfiles en Twitter de @EdicionesDeusto@Gestión2000 y@Alienta en la primavera de 2009. Rápidamente nos dimos cuenta de que Twitter en realidad servía para muchas más cosas y, sobre todo, nos dimos cuenta que quien manejara las cuentas debía ser una persona que realmente entendiera todo su potencial, además de ser una persona ya habituada en su uso y manejo.

Con este objetivo en mente, publicamos la oferta de trabajo en el propio Twitter y fue por este mismo canal que conocimos a Sira Coll, actual Responsable de Comunicación de los sellos y persona al frente, desde su incorporación en octubre de 2009, de nuestras cuentas corporativas. Sin lugar a dudas, ha sido el excelente trabajo de Sira Coll lo que ha permitido que la utilización de Twitter por parte de Gestión 2000 y el resto de sellos haya sido referenciado en estudios tales como el llevado a cabo por el blog Anatomía de la Edición y MktFan.

Puestos a analizar qué nos ha permitido Twitter desde que empezamos a utilizarlo, destacaría su capacidad para acercarnos a nuestros lectores. Esto es, saber quiénes son y, más importante, qué quieren leer. Las editoriales siempre han ido un poco a ciegas en ambos aspectos: al mediar siempre un intermediario –en este caso el librero-, los editores no solemos conocer a nuestros lectores. Están ahí, sí, pero excepto en presentaciones de libros o en festejos como el día del libro en Barcelona o la misma Feria del Libro de Madrid raramente coincidimos con ellos. Twitter nos ha permitido poner cara y voz a un buen número de lectores, así como poder conversar con ellos sobre sus intereses, sobre qué les ha parecido un libro en cuestión o, como decíamos, sobre qué quieren leer.

En este sentido, cabe destacar una iniciativa que surgió en Twitter y de la que estamos especialmente contentos: la Wish List de Gestión 2000. Impulsada por Xavi Bermúdez, los integrantes del grupo nos proponen aquellos libros publicados en EEUU que les interesaría que tradujéramos. En apenas un añito, un par de novedades han salido de esta wish list y es que, evidentemente, no hay mejor manera que saber qué quieren leer tus lectores que sean ellos mismo quienes te lo digan. Eso no quita, claro está, que el editor tenga que seguir informándose por los cauces habituales y consultando las herramientas habituales tipo Nielsen, pero ofrece una información de primera mano sobre libros, temáticas y tendencias que pueden interesar al público objetivo de la editorial.

@xbermudez: Otro libro para echarle un vistazo http://bit.ly/9kFvIP “Business Model Generation” quizás para @gestion2000?

Y si para nosotros como editores es capital conocer las opiniones de nuestros lectores, de modo que son los propios lectores quienes se convierten en nuestros prescriptores, no es menos importante la capacidad de Twitter, y de otras redes sociales, como herramienta de prescripción entre los propios lectores. En este sentido, Twitter nos permite monitorizar en todo momento qué se dice de nuestros libros, permitiéndonos también reenviar aquellos mensajes en los que los lectores expresan su opinión sobre nuestros libros, de modo que ya no es la propia editorial quien recomienda un título en concreto sino un lector del mismo. Esta recomendación entre lectores no tiene precio.

@mjlopezz: Me ha encantado el libro “La sorprendente verdad sobre qué nos motiva”

No obstante, los lectores pueden recomendar un libro, o bien todo lo contrario. Internet y las redes sociales en particular han hecho estallar por los aires aquella creencia de los profesionales del Marketing según la cuál un cliente descontento era capaz de hablar mal de una empresa, una marca o un producto con aproximadamente 10 amigos o colegas. Ahora mismo, una crítica, una queja o una reclamación procedente de un cliente insatisfecho pueden tener un alcance casi ilimitado. Decía Steve Jobs que “si a tus clientes les ofreces una gran experiencia, los clientes se encargan de contarlo”. Lo mismo ocurre, o seguramente peor, cuando les ofreces una mala experiencia, que en el sector del libro puede deberse a una mala compaginación, una mala traducción o, simplemente, a un mal libro, entre otras razones. Cuando esto ocurre es una gran ventaja descubrirlo a tiempo y para ello existen múltiples herramientas. La ventaja de Twitter es que no sólo te permite detectar la queja o la crítica sino también ponerte en contacto con el demandante para intentar solucionar el problema y, sobre todo, evitar que su queja se expanda.

@BioGio: @Gestion2000 NO, yo creia comprar 1 libro. El lector d libros ya lo tengo. Pero lo q me fastidia s qe su lector es muy deficiente. Devolver?

Y aquí entramos en otro aspecto esencial de Twitter: la atención al cliente. Aunque todavía es un canal minoritario, es juntamente con Facebook el que más está creciendo, en detrimento del correo electrónico y las llamadas por teléfono al call center. En este sentido, cada vez en mayor medida nos llegan mensajes vía Twitter en el que nos preguntan sobre libros a publicar, libros disponibles sobre una materia en concreto, fechas de salida de las novedades, precios, posibilidad de descuentos, existencia de versiones electrónicas o solicitudes parecidas. Para el lector es un canal inmejorable: es gratis y rápido. Para nosotros también, y exactamente por las mismas dos razones.

@sthrgarci:@Gestion2000 Acabo de ver que váis a sacar el libro de Avinash “Analítica web 2.0” Para cuándo?? 😀

Asimismo, y relacionado con la rapidez y disponibilidad de la marca en Twitter, cabe destacar la capacidad de la herramienta para desarrollar la marca y para asentar su reputación online. Como dice nuestro buen amigo y autor Pere Rosales en su libro Estrategia Digital, lo importante es “que la marca esté donde está la gente a la que quiere influir y que se gane su confianza generando experiencias, no mensajes”. En este sentido, en los perfiles de Deusto, Gestión 2000 y Alienta damos a conocer nuestros libros, pero también libros de la competencia que nos parecen acertados y noticias relacionadas con el mundo de la empresa, nuestro campo de acción. Con ello intentamos aportar a nuestros seguidores algo más que la mera información de nuestras novedades editoriales.

RT @libroscabecera Ya la venta “LA PRIMERA VENTA DEL EMPRENDEDOR” http://bit.ly/d3FF9u / No es nuestro, pero tiene una pinta exquisita.

En definitiva, Twitter nos permite acercarnos a nuestros lectores, intercambiar impresiones con libreros y otros actores del sector editorial, gestionar posibles problemas con clientes descontentos, descubrir tendencias del mercado, reforzar la estrategia de branding de nuestras marcas, consolidar nuestra reputación online y, en definitiva, formar parte de la conversación, tal y como reclamaban los autores deEl Manifiesto Cluetrain hace más de diez años, pero que nunca fue tal fácil como lo es ahora con Twitter y con el resto de redes sociales.